Aprendiendo



Desde que llegó el perrito, todo cambió.
Ya no podía estar tanto con la abuela, ni con los tíos, ni con el abuelo...ahora tenía que enseñarle muchas cosas y vigilarle siempre, que estuviera siempre conmigo... para que no le pasara nada.
El abuelo dijo:
- ¿Cómo se llama el perro?
Pero yo no lo sabía...el tío Paulino no dijo nada de eso. Que yo lo recordaba todo...
- Paco, se va a llamar Paco.
A mí ese nombre no me gustaba, ¡porque él no era un hombre, era un perro..!
Yo le dije al abuelo:
- ¡Abuelo el perrito no es un hombre..!.
- Pues claro que no es un hombre, ¡pero se llama Paco!
El abuelo decía las cosas de verdad, a lo mejor él sabía que se llamaba así.

Cuando el perrito estaba jugando, yo le llamé:
- ¡Paco, ¡vamos! Y él vino enseguida. ¡Era verdad, se llamaba Paco!, el abuelo tenía razón. ¡Es que, el abuelo sabía muchas cosas!

Paco era muy listo y siempre me ayudaba: cuando encontrábamos un “Curacurato” él ladraba mucho. Aunque aún no sabía, que si el gusanito no obedecía, había que pegarle un pisotón muy fuerte. Eso, lo tenía que hacer yo siempre, porque él no lo sabía hacer.

La burrita de la abuela estaba todo el día comiendo “yerba”, enfrente de la casa.
Por la noche, la llevábamos donde los mulos y el caballo.
La abuela, la ponía un buen puñado de avena, para que se la comiera con la paja. Tenía que hacerse muy fuerte, para cuando fuéramos al pueblo.
Algunas tardes la abuela la montaba un poquito, para que se fuera acostumbrando y a mí también me subía. Yo lo hacía muy bien...no me caía ni nada y cuando me dejaba la abuela el ramal, la podía llevar yo sola. ¡Era muy fácil!
Pero algunas veces, cuando no quería caminar, bajaba la cabeza y se ponía muy tonta. Había que decir:
- Burraaaaaaaaaaaa!!!!!!!! Y tirar muy fuerte del ramal. ¡Así levantaba la cabeza!
Costaba mucho que lo hiciera, pero yo podía hacerlo, ya sabía...


..

3 comentarios:

Celeste dijo...

19 comentarios anteriores:

Blogger CEL dijo...

Me sente en esa silla que un día preparaste para mi, en tu sala me senti feliz leyendo este otro relato en el que también vi reflejada mi niñez, con los paseos, tu en una burrita y yo en mula por los caminos polvorientos que llevaban a los campos de frutales y al rio, me voy despacito sin hacer ruido, ha sido un momento muy tranquilo.

Besos.

3 de abril de 2007 16:17
Blogger Mari Carmen dijo...

Como siempre, tus relatos dejan un sabor de boca inmejorable :)

Un abrazo

4 de abril de 2007 10:20
Anónimo Anónimo dijo...

Querida amiga,como siempre me encanta leerte, tus historias transmiten paz,y acuden a mi mente mi niñez vivida en nuestro querido pueblo,y a pesar de los pocos recursos que habia siento nostalgia de aquellos años vividos felizmente y compartiendo con los vecinos un cachino de pan, y queriendonos como familia.
Que Dios te guarde, te deseo una feliz pascua florida, besos Petri

5 de abril de 2007 1:13
Blogger Pilar M Clares dijo...

Celeste, qué bien has crecido, qué suerte. Es verdad que el contacto con los animales de pequeños ayuda a comprender que todo es más sencillo de lo que parece y que estamos integrados en el mundo, donde hay de todo. Hoy creo que hay demasiada sofisticación con este team, esos perros "vestidos" o tratados como seres humanos me dan grima, los humanos estamos dislocados. En todo caso, estar cerca de los bichillos está muy bien, sabes que incluso se utiliza como terapia para los ancianos o ciertos enfermos.Fuentes de cariños. Muchos besicos, cariñico para allá, que yo también soy un poco animal. Muacs

5 de abril de 2007 10:50
Blogger Vero dijo...

Me gusto que pusieras la edad, en tu post anterior me preguntaba que edad tendrias.
Que lindos recuerdos se tienen de nuestros perros de niños, me acorde del mio, tmbien me hiciste recordar que de niña me daban leche de burra, no me gustaba mucho jajaja, me imagino que con tu burrita ytu tomabas de su leche todos los dias, te dejo un abrazo.

Un Beso.

5 de abril de 2007 17:52
Blogger Lety dijo...

El tono del relato se ha vuelto más cotidiano, pero no menos bello, sigo prendida, reverbera en mi aquella mágica frase inicial "cuando nací mi mamá no estaba en casa"

10 de abril de 2007 7:38
Blogger Erika Contreras dijo...

Muy hermosos recuerdos. En la simpleza está a belleza.
Un abrazo
erika

10 de abril de 2007 13:56
Blogger MentesSueltas dijo...

Pasaba a dejar un abrazo como reflejo de mi visita...

Desde Buenos Aires, MentesSueltas

12 de abril de 2007 4:45
Blogger Matriuzka dijo...

¡Que hallazgo!

Es mi primera vez por acá y me alegro muchísimo de haber empezado a "husmear"

Maravilloso tu blog... Me encanta.

¡Saludos!

14 de abril de 2007 1:46
Blogger mi despertar dijo...

que bueno que es leerte!

17 de abril de 2007 7:46
Blogger Julia Ardón dijo...

Es que lo contás de una manera...es como estar oyendo a la niña...hermoso, hermoso.

18 de abril de 2007 7:30
Blogger Laura dijo...

Querida Celeste:
tus historias son muy atrapantes. Me quedé pensando en el nombre del perrito. A mi me gustaría tener un schnauzer mini llamado Nicanor. Es nombre de persona pero los perritos también merecen un nombre lindo, no?
Abrazos

21 de abril de 2007 18:47
Anónimo Kostas dijo...

Vaya foticos más cálidas tienes en tu blog y las historias que cuentas no son muy lejanas a las realidad de los pueblos.

Saludos.

23 de abril de 2007 0:37
Blogger Julia Ardón dijo...

se me olvidó decirte la otra vez:
estás igualita en la foto...que ahora.

29 de abril de 2007 15:53
Blogger Pilar M Clares dijo...

Vaya, pues veo que efectivamente te tomabas unas vacaciones, a ver si vamos creciendo, amiga Cesleste, que me dejas con la miel en los labios siempre. Besicos y achuchones.

2 de mayo de 2007 7:20
Blogger margarita dijo...

Que bueno conocer este bog! tu cuento del burrito me encanto, si seran tercos...
Veo que coincidimos en gustos de literatura y musica. Leiste mujeres que corren con lobos? yo no lo termine pero me parece fascinante.
Saludos

6 de mayo de 2007 20:19
Blogger Visnja Roje dijo...

Lindo tu escrito , con palabras tan simples ,se puede hacer una narrativa ,muy bien perfilada, Hermoso. no has ido a verme , yo también escribo , la historia de Vergara. este capitulo mio está muy bueno
cariños
Visnja

24 de mayo de 2007 20:59
Blogger Pilar M Clares dijo...

En cierto modo volver aquí buscando otras palabras para toparme con esa imagen de nuevo, de cinco años,dulce, interesada por lo que ve, cándida,... ay, me dice tanto de la vida...qué bonica.
Un abrazo.

29 de mayo de 2007 10:39
Blogger mentecato dijo...

Un blog conmovedor.

Mis abuelos emigraron desde España a Chile en el siglo XIX. Y nunca regresaron a la tierra de sus ancestros.

Nosotros, sus descendientes, siempre nos hemos preguntado por la tierra de ellos. Y creemos que era bellísima.

Un abrazo desde Santiago de Chile.

16 de agosto de 2007 17:51

Celeste dijo...

de verdad que es precioso compartir!

Monica Tello dijo...

Cómo tienes tan buena memoria??
Es una historia muy bonita!